Hola, Yo soy

Wascar Payamps Gomez

Network Specialist & IT Security Professional

 

Hola mi nombre es Wascar Payamps Gomez,

 

Actualmente trabajo independiente en el campo IT y te hablaré como he llegado a esta área profesional.

Para finales del año 2010 estudiando aún en la secundaria empecé a trabajar en un CiberCenter para Alfredo Díaz, una excelente y excepcional persona que junto a su madre me inyectaron muchas esperanzas para un futuro que aún desconocía en ese momento, en este CiberCenter aprendí a hacer Curriculum Vitaes pero estos eran bastante simples, apenas me tomaban unos 5 minutos en hacer un CV a alguien, aparte de la asignación de tiempo a los puestos utilizados por los usuarios, impresión, etc, acá apenas estaba con 17 años y pronto comenzarían los estudios en la universidad. Al ingresar para el 2011 en la universidad, a estudiar Ingeniería Agronómica todo parecía ir muy bien con la carrera, empecé a tomar materias en el área de las matemáticas y dejando a un lado las materias con relación a la carrera, durante el primer año y ya para el 2012 las cosas se pusieron un poco mal en casa. Mi padre se encontraba sin trabajo y apenas alcanzaba para poder sostenernos de pies. Es entonces cuando decidí dejar un poco la universidad y empezar a trabajar en Casa Yanet, una empresa de importación de productos cosméticos, acá debía aprenderme en los primeros 3 meses la ubicación exacta y el nombre de más de 1,000 artículos, imaginar las cajas que se encuentran en esta empresa y lo muy agotado que llegaba a casa cada día. El trabajo no era lo que deseaba pero lo necesitaba. Un día sostengo una conversación con unos de los gerentes del área de Negocios “Sr. Julio” y comienza a preguntar de mi vida, a que me dedicaba, luego de hablarle un poco de mis estudios me llama a su oficina, tomamos un café y entonces me pregunta que hago aquí, ya que él pudo ver mis calificaciones y detalles de los mismos, a lo cual le contesté; con los problemas que me asedían a mi situación actual y me encontraba ahorrando dinero para poder comprar una impresora Epson L355 que necesitaba para continuar mis estudios.

Ya solo me faltaban unos cuantos miles de pesos porque el sueldo era muy poco y apenas alcanzaba para poder ahorrar algo. Ya para principios del año 2013 había podido completar el dinero para comprar mi impresora con la ayuda del gerente de área que se comunicó con el director de la empresa y logramos conseguir suficiente dinero por medio de mi renuncia. Entonces volvimos a la universidad nuevamente, cargados de nuevas energías, y ahora tenía una laptop Dell Latitude D610 que me costó en ese entonces unos 5,000.00 pesos dominicanos y una impresora Epson L355, apenas había comprado la impresora y ya tenía trabajo para imprimir unas 12 tesis con 4 copias cada una, aproximadamente unas 300 páginas por tesis, cada página a 1.5 pesos sin importar si era de color o no. En mi primer mes obtuve una ganancia aproximada de 15,000 pesos más del doble de lo que ganaba en la empresa que me encontraba “un buen comienzo diría yo”, pero en medio de todo, la impresora se encontró con algunos problemas y tuve que solucionarlo por mi propia cuenta porque no disponía de dinero suficiente para su reparación. Busqué tutoriales, duré unos 5 días probando diferentes soluciones y ningunas funcionaban. Leí el manual unas 3 veces, tomé capacitación para impresora, aprendí de todo – menos a reparar mi impresora. Un poco cósmico pero esto me estaba preparando para mi vida en el campo IT.

Luego de haber encontrado la solución de mi impresora, ya había retomado mis estudios, mis compañeros conocían un poco de mi situación y empecé a imprimir las clases que me enviaban vía correo, pueden imaginar tener unos 30 correos de diferentes personas para llevar este material al otro día, lo más interesante era que debía esperar a que la energía eléctrica llegara a las 2 de la madrugada para levantarme súper rápido e imprimir todo antes de que se fuera. Duré unos meses en este estrés pero necesitaba de lo económico para poder sostenerme mientras tanto. Entonces decidí llevar mi impresora todos los días a la universidad, caminaba unos 2 o 3 kilómetros cada día con mi caja en el hombro y mi mochila detrás para imprimir todo en la universidad ya que siempre teníamos energía eléctrica acá, algunos más que otros se burlaban pero yo aún continuaba en medio de la vergüenza, “Mi abuelo siempre me decía: el trabajo honra al hombre siempre y cuando no esté asociado a lo malo”, entonces para atraer más clientes empecé a brindar clases de tutorías gratuitas de Matemáticas, Cálculos, Estadística, y es aquí donde comienza la historia de todo.

Ya para entonces empezó a crearse buena fama de mis tutorías en las matemáticas e inclusos aquellos que se burlaron al principio, comenzaron a tomar clases, casi todos en la universidad me conocían y bueno mi negocio poco a poco crecía pero me tomaba mucho tiempo atenderlo, estudiar, dar largas horas de tutorías y demás cosas, en esta etapa de mi vida encontré muchas personas que me admiraron, muchos amigos y así por el estilo, aún a pesar de todo me sentía muy triste porque en casa las cosas no estaban muy bien económicamente. En el rostro de mi padre veía mucha tristeza a pesar de que el trataba de ocultarlo, siempre me animó y me dió aún del ánimo que ni siquiera tenía, fue entonces cuando en una ocasión la Dra. En Ciencias Matemáticas, Ana Báez, se encontraba con un problema de su impresora y uno de los compañeros de la universidad se encontraba en ese momento y le refirió a mi persona, “ya que yo tenía una impresora que cargaba cada día”, efectivamente la capacitación que había tomado antes que de nada me sirvió para mi problema ahora empezaba a ayudarme a solventar otros problemas. Entonces me preguntó mi maestra que estudiaba y luego de haberle dicho, me preguntó si estaba muy seguro de lo que estaba estudiando, le dije que sí, que este es mi sueño desde niño, etc, etc etc.

Ya para finales del 2013 las cosas no andaban bien en casa, mi padre no había podido conseguir trabajo, el dinero de los ahorros había agotado y entonces había que hacer algo. Empecé a llevar y traer currículums por todas partes, para trabajar como Agrónomo, pero no encontraba nada para mí. Un amigo mío de la iglesia llamado Charbel Enrrique Mesa, me ayudó a conseguir trabajo para la empresa Spyware Security, ¡y adivinen qué!, todo fue por una impresora Epson L555 que tenía el mismo problema que la impresora mía tenía, el problema se solucionó bastante rápido! Entonces me entrevistaron, no disponía de suficiente conocimiento para el área pero tenía disposición de aprender, fue entonces cuando conocí al maestro CEO Juan Carlos Rodríguez Correa con el proyecto Incube2 “Proyecto Mega”, un súper curso completo de implementación y manejo de todo lo que es una red básica e intermedia, con 71 módulos orientados a redes y servidores, exactamente lo que necesitaba para mantener mi trabajo en ese entonces.

Comienza el cuatrimestre, y ya tomando mis clases de Cálculos 2, en la 5 semana de clases ocurrió algo que cambio completamente mi destino, al momento de iniciar la hora de corrección de tareas la maestra Dra. Ana Báez, colocó un ejercicio en la pizarra, muy diferente al que teníamos en la tarea que ella había asignado, me levanté y fui a resolver mi problema matemático, luego de haberlo terminado para todos mis compañeros yo había realizado la operación muy mal, luego la maestra lo miró rápidamente y acertó que estaba mal, pero insistí en que lo revisara porque estaba muy seguro de haberlo hecho bien, le pedí que me mostrara en que me había equivocado, luego de unos 3 minutos de análisis la maestra acertó en que mi ejercicio estaba bien y fue entonces donde me preguntó nuevamente que estudiaba, luego de haberle hablado me indicó que estaba en el camino incorrecto, que pensara como informático porque el problema que acababa de resolver son de sus clases avanzadas del doctorado que en ese momento ella estaba realizando.

Estas palabras quedaron en mi mente unos días y fue entonces cuando dejé el cuatrimestre a mitad y decidí dejar los estudios de agronomía y dedicarme a la informática. Mi padre estaba muy pero muy en contra de esto sostuvimos largas jornadas discutiendo al respecto, hasta que un día lo senté y le pedí que me escuchara “padre sé que te preocupas mucho por mí y que deseas plenamente verme exitoso y como un gran profesional, no es mi intención decepcionarte y herirte, mis deseos son honrarte a ti y mi madre, deseo plenamente tu apoyo y tus buenos deseos en esta decisión que eh tomado en mi vida, muchas cosas han pasado para que yo lo decida así y es por ello que quiero tu apoyo aunque fracase, pero si fracaso que sea porque elegí yo hacerlo y no porque tú me hayas influenciado en otras decisiones porque te parecen las correctas, permíteme triunfar si es que he de triunfar, o permíteme fracasar si es que he de fracasar, pero quiero intentarlo y con tu apoyo es que lograré hacerlo”, estas palabras le declaré a mi padre a lo cual asentó con su cabeza y es desde ahí donde comienzo a estudiar Certificaciones Internacionales en el campo IT.

Ya había dejado atrás la universidad, deudas de las clases que había tomado y demás cosas, ahora comenzar un nuevo camino, un camino incierto para mí, fue entonces cuando Charbel me hablo de Somática, acá conocí a personas muy maravillosas que me dieron múltiples oportunidades, comenzando por Samaris López, en Diciembre del año 2014 conseguí 15,000 pesos para pagar las clases de CompTIA A+ que estaba en combo con CompTIA Network+, dos certificaciones por el precio de uno, este se convirtió en el segundo paso de mi camino, gracias a Charbel Mesa siempre por la orientación que me brindó durante este periodo de tiempo, porque me encontraba desorientado. Empecé a estudiar CompTIA A+ y ya para principio de Mayo del 2014 lo había terminado, inmediatamente continué con Network+, a mediados del mes de Mayo recibo unos de los correos que marcó mi vida: Grado Académico Post Secundario con Diploma en Redes y Comunicaciones, sin siquiera disponer de un solo centavo y mucho menos con la ayuda de mi padre, me encontraba en un gran dilema, “pagando deudas de las clases pasadas en la universidad”, “atendiendo a mis necesidades”, “con un sueldo que no ayuda para mucho”, “faltando 4 días para el 15 de mayo del 2014 donde me darían la parte de mi sueldo que cubriría la primera cuota de los estudios”, llame a mi jefe Roque Sánchez para que me adelantara la quincena a lo cual él estuvo pensando unos minutos y con la ayuda de Charbel logramos convencer, entonces me facilitó el dinero y me matriculé. El primer paso para mis nuevos estudios, tomando en cuenta que ya no tendré más dinero para la quincena desde el 11 hasta el 30 de mayo y con la deudas de mis estudios anteriores al cuello, ahora estaba económicamente más hundido pero mi mente me decía que a largo plazo iba a dar buenos resultados, comiendo café con pan cada mañana para el desayuno y comiendo concón de arroz con habichuela a las 12. Me sostuve durante el próximo año y medio, un pan de 5 pesos más el café que era gratis en la empresa que me encontraba y 50 pesos de concón con habichuelas, eran más que suficiente para sostenerme, esperar un aventón hasta el puente para solo pagar 15 o 20 pesos de pasajes y en ocasiones irme hasta mi casa con la ayuda de Santos, un compañero del trabajo. Unas de las personas que siempre me mostró disposición y ayuda. Hablamos de unos 85 pesos de gastos diario, “cuando un desayuno costaba unos 60 pesos una buena comida 150 pesos y el pasaje unos 120 pesos”, esto lo menciono para poder tener una idea de ese momento, al mes diríamos que mis gastos fijos eran de unos 2,000 pesos aproximados, luego sacar los 100 dólares de mis clases y ya se había terminado el sueldo, la deuda creciendo, el banco llamando y así por el estilo.

Durante esta etapa de estudio las cosas no fueron para nada fáciles, era muy difícil sostenerse con hambre y sueño, ¡muy difícil!, ya para finales de Junio y principio de julio 2014 empezaron mis clases de NS&ITSP, entre tanto me mantenía estudiando en Somática mis clases de Network+, entonces empezaron a dar becas para estudios de CCNA, apliqué para los estudios, pero debía hacer unas clases antes de poder tomar el curso con INFOTEP, tome el curso Manejador de Programas de Oficina y Digitación, así poder aplicar para CCNA, luego me informaron que debía tomar Excel Básico y avanzado y entonces lo hice también, todo esto mientras estudiaba en Incube2, el tiempo apenas me daba, recuerdo como ahora, cada día era de la siguiente manera, los fines de semana un tanto diferente, mi padre me levantaba de la cama a las 6:30 AM salir para el trabajo donde debía estar a las 7:00 AM, luego a las 4:00 PM salir a otra oficina a trabajar hasta las 9 y a veces 11 PM en ocasiones me quedé dormido en la oficina, mientras trabajaba, o me quedaba estudiando sin llegar a casa, sin tomar una ducha solamente cepillando mis dientes, cuando llegaba a casa era cenar, bañarse y luego estudiar hasta tarde 3, 4, 5 de la madrugada y era por esto que mi padre me tiraba de la cama para poder ir a trabajar, “esto ocurría cada día de la semana”, era muy duro, demasiado fuerte, estuve en un estado donde no sabía si en verdad estaba cansado o simplemente no sabía que día era, los fines de semana eran para estudiar en Somática y algunos días de la semana para estudiar en la tarde y en la noche. Ofrecía servicios a otras empresas para poder pagar los gastos de las deudas y poder generar más ingresos. No siempre trabajaba en las otras empresas, solo cuando no tenía clases en las noches, pasó el tiempo y conseguí matricularme en CCNA, un paso importante en mi vida y donde conocí a alguien que se convirtió en más que un maestro, hermano, consejero y colega, Ing. Juan Peña, mi persona favorita en toda esta historia, ¿por qué tardé tanto en conocerle? Suelo preguntarme, el tiempo es perfecto y las adversidades no fueron obstáculos para saber que alguien con un corazón como el tuyo haya nacido para ayudarme y guiarme en la manera que lo hiciste conmigo, no tengo expresiones, verbos o palabras para poder extenderte mi agradecimiento, solo deseo que las lágrimas derramadas en este momento puedas sentirlas, esas lágrimas de alegría y sentimientos profundos, gracias maestro, no solo eres un excepcional profesional, maestro, doctor, miras al humano desde adentro hacia afuera y profundizas en ello para sacar lo mejor de uno.

Juan peña se convirtió en mi consejero por excelencia, aparte de tomar las clases de CCNA con él, en todas sus clases me encontraba, aunque no estuviera matriculado, yo era su asistente, pero es porque me estaba enseñando, aprendí todo lo que sé gracias a él y Juan Carlos Rodríguez que me bridaron la oportunidad de aprender de los mejores, ellos son los mejores.

Agradezco mucho a la Lic. Carmen Dolores que me apoyó con toda la ayuda económica al momento de pagar el 50% de mis clases del grado académico, también a todas esas personas maravillosas que ellos saben quiénes son, en el Laboratorio Pedro Jorge Blanco en Santiago de los Caballeros que me apoyaron con muchos ánimos, Carmen Julia que siempre se mantuvo buscando algo para que lo trabajara y así poder tener siempre algo más de dinero, por todos tus consejos. En el departamento de Contabilidad, cada una de ellas, Mamá Senia, tía Nancy, Digna, sus palabras están atesoradas en mi corazón, en cada departamento, Claribel, Carmen Sanchez, Martha, Ana, Celia, La sierva, cada una de ustedes me marcó con grandes sueños y deseos de superación y gracias a ustedes juntos iremos a donde el viento nos deje llegar.

Y bueno ya después de haber pasado todas esta situaciones durante el año 2014-2015 y ya para principio del año 2016 estaba recibiendo el título para el cual me había esforzado tanto en conseguirlo. Mas los demás estudios, y eh aquí donde comencé a preparar mi currículum para buscar un empleo que me permitiera pagar todo el dinero acumulado en deudas, más la ayuda que le brindé a algunas personas en medio del proceso, pero ya esto sería para otra historia.

Así que hoy me encuentro en el campo IT y es por todo lo que en mi camino ha pasado y lo que aún queda por suceder, porque apenas nos encontramos al comienzo de un largo camino, ahora veo lo mucho que me falta por recorrer, y es por ello que cada día deseo plenamente poder continuar estudiando y aprendiendo las nuevas tecnologías del futuro.